X
X
top

Críticas

33 desde la Biblia

Eduardo Goncalves

Doctor en teología


Este musical sobre la vida de Jesucristo tiene su inspiración y fundamento en la Sagrada Escritura, especialmente en el Nuevo Testamento. Un atento análisis del texto (libreto) del musical pone en evidencia esta afirmación. Al igual se citan diversos documentos de la Tradición y del Magisterio de la Iglesia.

El Antiguo Testamento es citado 30 veces, utilizando 17 libros, a saber:

[columnize]

  • Gn 1
  • Ex 2
  • Dt 3
  • Num 2
  • Lev 2
  • 1 Re 1
  • Ez 1
  • Is 3
  • Jer 3
  • Jos 1
  • Esd 1
  • Ecl 2
  • Prov 1
  • Lam 1
  • Job 1
  • Zac 1
  • Sal 4

[/columnize]

El Nuevo Testamento es el más citado e inspira esencialmente los textos del musical, 553 veces. El texto cita y se inspira principalmente en los cuatro evangelios, 463 citaciones a lo largo de todo el musical, en la cual muchas se repiten. También los Hechos de los Apóstoles, las Cartas Paulinas y Católicas, así como el libro del Apocalipsis son citados o inspiran los textos, pero ciertamente en menor proporción.

[columnize]

  • Mt 147
  • Mc 86
  • Lc 133
  • Jn 137
  • Hch 14
  • Rom 5
  • Ef 2
  • Gal 6
  • Heb 1
  • Filp 2
  • Col 2
  • 1 Cor 5
  • 2 Cor 1
  • 2 Tes 1
  • 1 Pe 1
  • 1 Tim 1
  • 1 Jn 6
  • Ap 3

[/columnize]

Aunque no corresponde al análisis bíblico del musical, hay que destacar que toma en cuenta textos y contenidos de la Tradición y del Magisterio de la Iglesia. A saber, de Clemente de Alejandría, Papas Gregorio Magno y Pablo VI, y cita contenidos de diversos Concilios Ecuménicos.

Desde la Espiritualidad

Antonio García Rubio

Párroco del Pilar de Madrid. Escritor y maestro de espiritualidad


33 es un regalo que viene de lo alto, sin dejar de estar, como todo lo que tocamos los seres humanos, embebido de humanidad. Bendita sea.

Es una experiencia única. Un torrente de buena música y de letras nacidas del más puro manantial del Evangelio. Un Musical intuido y captado desde la hondura de la fe;  provocado por una vida que se ha dejado tocar por Jesús y sus palabras de vida; sacado misteriosamente a la luz en suave armonía; amasado en el horno de una conciencia libre y sincera para con Dios y con el hombre actual; escrito poética, realista e históricamente; con la pretensión de ofrecer una aproximación del Evangelio al hombre actual; concebido con el único fin de acercar, de modo artístico, armónico, estético y espiritual, a través de la escenografía y de la música, la persona de Jesús y su mística a los jóvenes y a los hombres y mujeres de este ajetreado y loco siglo XXI.

[pullquote type=”left”]33 ES UN CAMINO DE ESPIRITUALIDAD PARA EL SIGLO XXI.[/pullquote]

Toño Casado nos ha hecho un regalo impagable. Muy de tarde en tarde un hombre encuentra la inspiración sobre algo que le atrae sobremanera, y puesto en conexión trascendente con el objeto de su búsqueda, comprende que se le están ofreciendo unas claves de interpretación sobre algo extraordinario, que es luminoso y que tiene la fuerza de una vida nueva. Y, misteriosamente, como si de una fuente nueva, escarbada en la tierra de su propio ser, del ser humano, se tratara, comienza a fluir con determinación y con contenidos inagotables un agua pura y limpia para ser ofrecida a sus hermanos, de modo que sacie su sed y les anime, con la magia de la música, a un camino novedoso de búsqueda espiritual y de transformación de la persona.

Esto es lo que tenemos la oportunidad de contemplar, percibir y gozar en el Musical 33, sobre la siempre apasionante, y a la vez siempre actual, vida de Jesús de Nazaret, narrada y convertida en formato Musical. Así le ha sido dado para ofrecerlo, como una especie de alimento, al espíritu de este siglo, apartado o, incluso, enfrentado con la fe en Jesús.

La espiritualidad de fondo del Musical 33 acaba abriendo y desbrozando un cauce nuevo para que transcurra el Agua Viva del Evangelio, en este caso dirigido a las gentes y a los jóvenes del siglo XXI que han perdido el contacto con el cauce establecido por la tradición cristiana, y por tanto están desvinculados del misterio que esconde.

Algunas frases centrales del Musical nos pueden ayudar a comprender la novedad que se esconde detrás de este puro Evangelio que está expresado con letras y composiciones musicales llenas de frescura, de novedad y de valentía:

“La única religión, el único camino, el único mandato, será el amor”.

“¡Felices, seréis felices! ¡Por fin la vida se iluminará! ¡Se romperá la tristeza! ¡Sois mil estrellas que van a alumbrar! El mundo renace. ¡Podréis cantar, que el amor como la luz os salvará! Que es posible para todos encontrar felicidad”.

“No éramos esclavos sino amigos, encontramos el tesoro de su voz, por Jesús nuestras vidas vendimos, ¿qué precio le daremos a su amor?”

Desde la experiencia pastoral

Sonia Martín Quijada

Grupo del Pastoral de Juventud y concejala de cultura de Cuéllar (Segovia)


Esta aventura empieza por casualidad. Cuando un compañero me dice que vaya con él a ver el musical 33 en concierto a Madrid, a lo que acepto sin saber muy con lo que iba a encontrarme. Bien es cierto que había oído hablar de Toño Casado y que la mayoría de las canciones de nuestro coro joven de la Parroquia de Cuéllar son suyas. Pero un musical sobre la vida de Jesús parecen ya palabras mayores…

Y así fue como conocí a 33 el musical.

Estuvimos en primera fila, y desde el minuto uno me cautivó. Yo veía lo que él había conseguido de una forma sencilla y simple y la forma de transmitir la vida de Jesús. Me enamoró. Solo pensaba en nuestros jóvenes; por qué no intentar hacer eso mismo en playback con ellos.  Ese primer musical de 33 me cambió la imagen que tenia de miedo de defender la fe ante el mundo, me hizo ver que en la sociedad que estamos sigue Jesús, y que la vida ha cambiado pero la historia es la misma y hay que seguir contándola.

[pullquote type=”left”]PARA NOSOTROS Y PARA LOS CHAVALES HA SIDO UNA EXPERIENCIA QUE FORMARÁ SIEMPRE PARTE DE NUESTRA VIDA[/pullquote]

Volví a Cuéllar con muchas imágenes en memoria fotográfica y con muchas ganas de llevar a cabo ese nuevo proyecto. A la vuelta de las vacaciones navideñas los tres que llevamos en Cuéllar la pastoral de juventud (Emilio sacerdote, Nuria, catequista y yo) decidimos proponérselo a los jóvenes.

Les pusimos un pequeño resumen que encontramos en internet y la sorpresa fue muy grata: como nuestros chavales de entre 12 y 16 años estaban dispuestos a interpretar en público la vida de Jesús. A partir de ahí fue todo empezar a trabajar;  primero  pedir permiso a Toño Casado, el cual nos puso todo tipo de facilidades y nos animó a hacerlo. Y ¡manos a la obra! Era una nueva catequesis para todos, conocer a cada uno de los personajes y ver quien tenía más facilidad para poder interpretarlo. Nadie teníamos experiencia en estos quehaceres, pero Dios ayuda y poco a poco vimos viendo resultados. No es fácil, pues hay que interpretar y hacer que la gente sienta lo que parece que estas cantando; hasta tres veces estuvimos a punto de tirar la toalla. Pero la insistencia y constancia de los chavales hizo que finalmente esta obra se pudiera estrenar. Nosotros le pusimos nuestro propio nombre: “JESÚS, LA HISTORIA DE UN HÉROE”, elegido en consenso por todo el grupo, una adaptación más breve y con textos del Evangelio para hilar la historia.

Y por fin estrenamos la obra. Fue en la iglesia de nuestro pueblo, sin grandes luces, pero en el mejor escenario para que nos diera seguridad, la Casa del Padre. Y el mejor público, una iglesia llena a rebosar, sin saber, como me pasó a mi aquella primera vez, que es lo que iban a encontrarse o ver, y con un mito en los musicales, Jesucristo Superstar. Y como colofón, ese día Toño Casado junto dos de los actores que muy gentilmente se acercaron a ver el trabajo realizado por nuestros jóvenes y a apoyarlos.

El resultado fue magnifico: la gente vio un Jesús joven, cercano, unos apóstoles como sus hijos, jóvenes, con sus miedos y sus dudas, pero con de ganas de luchar y defender sus ideales; una María dulce, cariñosa, madre y sufridora ante un crimen inexplicable. Y todo sin grandes escenarios, ni vestuarios, ni maquillajes; simplemente con la Música de 33 y las ganas de expresar al mundo lo que estos jóvenes llevan dentro. Aplausos, llantos, emociones, enhorabuenas, la gente les abrazada y les animaba a seguir y a repetirlo más veces.

Y así ha sido esta Semana Santa. Lo hemos vuelto a escenificar, introduciendo dos canciones nuevas, en un teatro con luces y buen audio, con público de toda la provincia de Segovia. Y ha vuelto a pasar: la gente ríe con el coro de los Apóstoles, escucha sigilosamente cuando llega el Juicio y llora y se emociona ante un Jesús en el Huerto o una María ante su hijo muerto.  Y así será en cada una de las actuaciones que tenemos por las parroquias. Porque vemos lo que tanto nos han contado y lo vemos cercano y real realizados por nuestros hijos, nuestros jóvenes.

Espero que en cada una de las parroquias en las que van a actuar sirva de ejemplo 33,  que nos abrió la puerta a los jóvenes y adolescentes abriendo su corazón al mundo con una fe pura y verdadera, una fe joven y con ganas de defenderla.

Para nosotros y para los chavales ha sido una experiencia que formará siempre parte de nuestra vida. Una catequesis de vida, una catequesis moderna, una catequesis que ha calado en lo más profundo de cada uno de los 22 componentes de nuestro grupo, de diferentes edades pero con un mismo fin: Jesús.

Gracias a Dios, por hacer que ese día de diciembre yo pudiera  ir a ver 33.  Solo le pido ahora que mucha gente pueda disfrutar del musical 33,  en los mejores teatros de España y si es posible del mundo entero, pues toca el corazón la forma con la que está diseñado,dirigido e interpretado. Démosle la oportunidad al mundo que vea esta historia.

Y gracias a Toño Casado, porque el don que Dios le ha dado sea compartido por los demás.

Aquí en Cuéllar esta esa otra pequeña Familia 33.,

Hasta Siempre

Desde el mundo de la empresa (I)

Antonio Rodríguez

Profesor Titular Centro Universitario Salesiano “Don Bosco”.
Doctor en Filosofía (Phd)


33 es el mejor musical sobre la vida de Jesucristo para el hombre del siglo XXI.

33 es tierno, amable, alegre, dulce, agrio, crítico, profundo, espiritual, magnánimo con los personajes…

33 es la cultura de los valores en los que hemos basado nuestras democracias. 33 es la base cultural a través de la cual la Iglesia ayudó a construir la civilización occidental. 33 representa los valores en los que se basa nuestra tradición, ésa que hoy está amenazada por la falacia de que todas las religiones son iguales.

[pullquote type=”left”]33 AYUDA A REZAR AL CREYENTE Y A PENSAR AL QUE NO LO ES[/pullquote]

33 es un acicate para que los cristianos “salgan de sus armarios y de las sacristías” y ocupen también parte de un espacio público que también por ser ciudadanos les pertenece igual que al resto de ciudadanos. Es una oportunidad para  contarle a nuestra sociedad que el único mandato de Jesucristo es el Amor y que 33 repite continuamente. Un Amor absolutamente diferente al de otras tradiciones religiosas. El cristiano ama a sus enemigos, tolera, escucha, no condena, ayuda a todos, cree que “lo que hagáis a uno de vuestros semejantes a Mi me lo hacéis”, el cristiano no es altruista, ni solidario, es cristiano, o sea, mucho más que solidario y altruista, es seguidor de Jesucristo. Cómo sería nuestra sociedad con más cristianos comprometidos… 33 llama al compromiso en la mejora de la sociedad.

33 nos presenta a Jesucristo hombre, hecho un lío, lleno de miedos y desengaños, aterrorizado por el martirio físico que se le viene encima.

33 nos presenta a Jesucristo Hijo de Dios, fuerte, seguro y confiado en Dios, elegido por el Padre para que a través de Él todos lleguemos a vivir un día con Él y comprendamos qué es construir en este querido mundo el Reino de Dios.

33 ayuda a rezar al creyente y a pensar al que no lo es. Al ver 33 saldrás alegre, feliz por saberte amado y elegido por Dios, aunque no creas, comprometido con tu sociedad y triste por ver la maldad del hombre, ése al que Dios le entregó su mayor regalo, la libertad.

33 es el mejor regalo que su autor nos podría haber hecho.  A través de la obra el autor nos llena de vida, ésa que echamos de menos, la vida compartida, la vida disfrutada por sabernos amados por alguien.

Gracias por 33.

Desde la universidad de teología

Luis González Carvajal

Teólogo y escritor


Toño Casado ha querido conocer la opinión de algún teólogo sobre «33» y —aunque temo ser poco adecuado para hacerlo por mi mal oído— lo hago muy gustosamente porque disfruté mucho durante el estreno del musical en el teatro «El Recuerdo» aquel 29 de diciembre de 2013, y sigo disfrutando cuando escucho la música o veo la grabación de aquel día.

Ya desde el comienzo —cuando, tras la muerte de Jesús, María Magdalena (María Virumbrales) y Juan (Gonzalo Campos) cantan su dolor y su miedo en la estación de Jerusalén, vigilada por unos soldados con metralletas, mientras esperan un tren que les lleve a cualquier parte— comprendemos que «33», a diferencia de «Jesucristo Superstar», no pretende trasladarnos al tiempo de Jesús, sino que va a traer a Jesús a nuestro tiempo. ¡Y qué bien lo consigue!

[pullquote type=”left”]NO ME EXTRAÑARÍA NADA QUE AQUELLOS A QUIENES IRRITE «33» SEAN LOS MISMOS A QUIENES IRRITA EL PAPA FRANCISCO[/pullquote]

El conjunto del musical se caracteriza por un aire joven y alegre, porque Toño sabe perfectamente que «el vino nuevo requiere odres nuevos» (Lc 5, 38). No estaba muy descaminado el Zaratustra de Nietzsche cuando dijo que él sólo podría creer «en un dios que supiese bailar». Por eso en «33» todos bailan y, sobre todo, cantan.

La obra tiene mucho sentido del humor. Supongo que incluso «el que habita en el cielo sonríe» (Sal 2, 4) cuando Caifás (Guillermo Sabariegos) canta eso de «La religión es una cosa muy, muy seria / y sus ministros lo debemos recordar. / Muy calladitos pórtense bien en la iglesia. / Cumplan las normas (…) / No hay que pensar en sexo: no toques tus “cositas”»…

Pero cada cosa a su tiempo. Moltmann, en su magnífico libro sobre la importancia de la alegría y el juego en la vida cristiana, decía que el Viernes Santo debe quedar fuera de la alegría y el juego. También en ese momento «33» adopta un tono patético cuando María, al pie de la cruz, canta «mira qué te han hecho, qué te han hecho, qué te han hecho…». Inmerso en el clima creado por el musical, yo sentí un escalofrío oyéndoselo cantar a Beatriz Zaurín.

Con todo lo anterior no pretendo decir que «33» gustará a todo el mundo. Al contrario: sospecho que escandalizará a algunos, pero así debe ser porque Jesús fue «piedra de tropiezo y roca de escándalo» (Rom 9, 33; 1 Pe 2, 8). No me extrañaría nada que aquellos a quienes irrite «33» sean los mismos a quienes irrita el Papa Francisco.

Desde el mundo de la empresa (II)

Rafael Capitán

Director de Turismo y Peregrinaciones 2000 S.L. 


He sido una de las personas (aproximadamente 4.000) que ha tenido la suerte o, aún mejor, la bendición, de asistir a la presentación de 33 El Musical en concierto, de Toño Casado.

Como ha pasado tiempo desde aquellas representaciones, ya cesó el eco de las felicitaciones y de los parabienes, y he tenido ocasión de recoger el poso que aquel encuentro con 33 ha ido dejando en las personas que, desde mi empresa, fueron invitadas a asistir a aquella presentación.

Entre aquellas personas invitadas había creyentes y no creyentes, representantes de instituciones, directivos de empresas y amigos de toda condición, que fueron sorprendidos por una presentación artística (y con una excelente calidad) del mensaje evangélico y de la figura de Jesús, una figura atractiva, rompedora de esquemas, portadora de un mensaje universal de parte de Dios que, aunque muchos lo pretendan, no está caducado, ni silenciado, y 33 lo expresa de una forma plástica y muy bella.

[pullquote type=”left”]DESDE LA OBERTURA TE ENCUENTRAS PEREGRINANDO A JERUSALÉN, AL ENCUENTRO DE JESÚS[/pullquote]

En muchas ocasiones me han vuelto a preguntar aquellos invitados por la situación de 33: –“¿Cuándo se va a presentar en formato musical?, porque estoy deseando volver a verlo e invitar a otras personas”. Estoy convencido de que la obra, la magia de la música y el texto de Toño Casado los conquistó; el mensaje de Jesús de Nazaret continúa vigente: el amor es mandato que permanece vivo, que aún está por realizar, y que necesitan los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

Estamos ante un Musical que puede sorprender porque es moderno, porque su música es atractiva para toda la familia, desde los pequeños hasta los abuelos, pasando por adolescentes, jóvenes, matrimonios… porque tiene una exquisita -a la vez que oportuna, tierna, simpática y hasta traviesa- fidelidad al mensaje del Nazareno, que se dirige a cualquier peregrino que está en camino hacia la Jerusalén celestial, y en ese camino estamos todos lo sepamos, o no lo sepamos. Desde la obertura, ya todos nos sentimos habitantes de  Jerusalén.

Santos y pecadores pueden sentarse juntos a disfrutar del mismo banquete que reconstituye y del abrazo que une y recompone. 33 es oportunidad para agrandar el corazón y ampliar los horizontes, porque invita a “nacer de nuevo”, a mirar la realidad y las personas con la mirada limpia del Hijo, que refleja la mirada perfecta de Dios en la que cabemos todos, preferentemente sus hijos que viven vidas en el cartón, los que cruzan fronteras huyendo de conflictos en busca de paz, los que padecen enfermedades innombrables y miran al cielo esperando la luz que ilumine sus cruces.

Algunos necesitaremos “caer de nuestro caballo”, de ideas preconcebidas, de inquinas, o de desconocimientos, y entonces tendremos ocasión de ver con algo más de claridad quién es Jesús.

No es un sueño lo que comento, sino una sencilla reflexión que parte de las experiencias que he ido recogiendo durante meses. Y aún siguen preguntándome al verme que cuándo y dónde se estrenará 33. Yo les digo que hay que tener paciencia, que Dios tendrá sus planes y su ritmo, y que si está de Dios… lo volveremos a disfrutar juntos.

Ya sea como medicina, o como terapia, como penitencia o como regalo, la repercusión que tendrá 33 puede sorprender a muchos, por su frescura, por su bondad, por la originalidad, por la calidad y, especialmente, por un mensaje que siempre suena como nuevo, a estrenar: la única religión, el único mandato, el único camino… será el Amor. ¿Quién es capaz de ofrecer algo más original, intrigante, ilusionante y bello a los hombres y las mujeres de nuestro tiempo?.

Todos los derechos reservados 2020 © 33 El Musical Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de uso y compra · Condiciones de promociones