X
top

el musical

Los casting de “33, El Musical” dejan una huella especial en los artistas participantes

Más de mil doscientos artistas han participado en el casting de “33, El Musical” soñando con hacerse con uno de los 33 personajes protagonistas de este gran musical. Las pruebas han tenido lugar durante varios meses y los participantes han tenido que interpretar, cantar y bailar.

Los aspirantes que han ido superando las pruebas han ido conociendo más de este musical sobre la vida de Jesús de Nazareth que se estrenará en otoño en Madrid. Y también han ido disfrutando del buen hacer de la organización que se ha destacado por un trato exquisito a los artistas.

A Carlos J Benito, le atrapó el novedoso modo que esta obra tiene de contar “la gran historia” y fue cuando le mandaron el material para las siguientes pruebas, cuando quiso sumarse a la producción. Una vez dentro, Carlos experimentó como el equipo “creó un ambiente único y organización perfecta”, transmitiéndole una tranquilidad impagable. Dice Carlos estar seguro de que 33, El Musical “va a atrapar a mucha gente”.

Raúl Cassinerio, está seguro de que ha sido la experiencia de su vida: “jamás me sentí tan cuidado, contenido y querido por gente que no me conocía”, y considera que la producción de “33, El Musical” será un gran evento tanto por su contenido como por su forma divertida y diferente de contar la historia.

Alberto Scarlatta vió el casting por Internet y atraído por la producción y el equipo que trabajaba en él, reconoce que también fue la historia lo que le atrapó, “una historia que conoce todo el mundo”. En el casting encontró un trato muy personal y todo estaba perfectamente organizado sin faltar ningún tipo detalle. “Debería ser así siempre pero, por desgracia, a veces sólo somos un número más” dice Alberto.

Irene, apasionada desde pequeña por los musicales, llevaba años de formación, y en “33, El Musical” vió la oportunidad de trabajar en lo que más amaba. Identificada con la obra y su mensaje, le pareció una experiencia que le iba a aportar positivamente a nivel personal y profesional. Los mensajes y palabras de Toño, las entrevistas, y el particular trato recibido aún siendo 2000 currículums, fue lo que transmitió tranquilidad a Irene y lo que le permitió hacer las pruebas más relajada.  En el mundo en el que vivimos, dice Irene: “es muy valiente plantearse un proyecto como 33” porque “parece que todo lo que tenga que ver con el Cristianismo está mal visto”. Pero destaca la importancia de los

valores que se transmiten en este musical: la generosidad, la empatía, la humildad, el respeto, la sinceridad, el agradecimiento. Más que nunca, dice Irene, “necesitamos que algo vuelva a ponernos los pies en la tierra y valoremos las cosas que realmente importan: el amor y las personas”.

 

Toño Casado: “Algo grande va a ocurrir”

En Otoño de 2018 llega a los escenarios “33, el Musical”, un espectáculo nunca visto cuyo autor es el sacerdote Toño Casado. ¿Quieres saber cómo nació este musical? Él mismo te lo cuenta.

Cada día estoy más convencido de que nuestro paso por el mundo es muy fugaz. Todos estamos aquí para algo y nuestras huellas pueden aportar más luz o más heridas a la historia de la Humanidad.

Cuando tenían 33 años me planteé comunicar lo que es más importante para mí: La Vida y mensaje de Jesús tal como yo la siento, la vivo y la pienso y también la intento transmitir con mi vida. Cogí un blog blanco y comencé a escribir. Era antes de navidad.  Y una por una fueron apareciendo en el papel las canciones de 33, sin tachones, sin pruebas. La música y la letra en mi cabeza mientras iba de acá para allá. Las voces en mi mente, la orquesta inexistente, la escena, como un auténtico milagro que yo ya era capaz de ver. Me sentaba con el blog delante de un piano negro allá en el sótano de la Iglesia e iba escribiendo las letras. La música estaba toda en mi cabeza, no había partituras. Meses después  grabé todas las canciones en un estudio  tocando yo el piano y haciendo todas las voces y todos los personajes. Curiosa maqueta que aún anda por ahí. Y el 21 de mayo lo terminé. 5 meses.

33 nació como algo verdaderamente sorprendente. Nunca me ha vuelto a ocurrir nada parecido escribiendo otras canciones o musicales. Siempre hay pruebas, tachones,  reinicios. 33 nació como un milagro.

A lo largo de los años han sido muchos miles de kilómetros reales y mentales los que he tenido que recorrer para que 33 salga a la luz. Vicisitudes a cientos que a veces me han hecho desistir de algo que no me deja dormir y que se ha convertido para mí en algo unido al misterio de mi propia existencia.  Lo hemos representado en modo concierto y tanto los que lo pusieron en escena como muchos que lo vieron comprobaron que ahí había algo muy especial que les animaba y les conmovía, que les tocaba realmente.

Parece ser que ya es su momento. Estoy convencido de que 33 es mucho más que un musical. Es una mensaje de Dios para la gente de hoy, un reencuentro con la Buena Noticia de Jesús que muchas veces los profesionales de la religión no hemos sabido transmitir.

Algo grande va a ocurrir. Yo desde mi propia pobreza lo contemplo como lo que es, un regalo y un milagro.

Jesús es el milagro. El es el Amor. Sólo el amor nos salva.

Llega el momento de 33.

Toño Casado

Todos los derechos reservados 2020 © 33 El Musical Aviso Legal · Política de Privacidad ·